ecoe rcp

El pasado sábado tuvimos en la Universidad de Murcia la ECOE y en mi humilde opinión, a pesar de resultar quizás demasiado larga (entramos a las 8:30 y salimos a la hora de comer), es una de las pruebas que más interesante y práctica me ha parecido desde que entré a la Universidad.

Ahora que tengo todo aprobado puedo afirmar que de nada sirve cómo están planteadas demasiadas asignaturas de la carrera: clases magistrales donde el ponente vomita todos sus contenidos acompañados de terribles powerpoints (consiguiendo que en muchas asignaturas sólo asista un pequeño grupo de alumnos) y exámenes con preguntas repetidas desde el origen de los tiempos… Y que pruebas como la ECOE si fuesen algo generalizado (y no una prueba de fin de Grado) servirían, seguramente, para conseguir una mejor implicación tanto de los docentes como de los alumnos en la enseñanza que, a fin de cuentas, se sobreentiende es el motor principal de una Universidad.

La ECOE, para el que no lo sepa, consistía en una serie de “estaciones” (consultas de un Policlínico), cada una de una especialidad médica distinta, donde teníamos que enfrentarnos a un paciente o a un caso clínico típico de dicha especialidad. La finalidad es ver cómo nos comportaríamos en un contexto clínico, si seríamos capaces de atender al paciente, historiarlo, explorarlo, orientar el diagnóstico, plantear el tratamiento, comunicarle una mala noticia, llevar a cabo acciones como suturar, hacer una RCP, contactar con otras especialidades médicas, realizar un informe para el Juzgado… En este enlace podéis encontrar las diversas estaciones que se realizan en Murcia, los contenidos valorables en cada una de ellas, cómo los alumnos valoramos la prueba y la dificultad de la misma y demás…

De las veinte estaciones hubo alguna que otra que me descolocó porque han pasado dos otres años desde que cursé la asignatura y no recordaba algunas cosas, pero, en general, eran casos clínicos típicos de cada especialidad. En algunas encontrabas a un actor simulando a un paciente, en otras encontrabas un examen tipo test, un maniquí al que hacer una RCP, un supuesto campo quirúrgico que suturar, un microscopio y un frotis de sangre periférica (para diagnosticar una Leucemia Linfática Crónica) o incluso un ordenador para que buscases una revisión sobre el tratamiento de las cistitis de repetición en mujeres.

En líneas generales me gustó la experiencia (había algunas estaciones menos motivadoras y entretenidas que otras y algunas más difíciles o especialidades de las que recordabas menos) y recomendaría la realización a todos (aunque en Murcia, a partir del año que viene que pasan de ser Licenciados a Grados, será obligatoria).

Si tuviese que destacar alguna estación (porque simplemente me gustase más cómo estaba planteada o la realización de la misma) que me gustase especialmente me quedaría con:

  • RCP: donde se nos presentaba a un “paciente” que se desplomaba al entrar a la consulta y tenías que hacerle una RCP.
  • Medicina Legal: donde venía una chica con una fractura y diversos hematomas y había que historiarla, explorarla y al detectar que era víctima de malos tratos atenderla con la delicadeza que eso conlleva y dar parte al Juzgado.

Un saludo 🙂

2 pensamientos en “ECOE 2015

  1. Entiendo lo que quieres decir ,sólo apuntar que ,le damos demasiada importancia a las RCP ,porque la mayoría de los compañeros no han realizado un total de 360 guardias en medicina interna de hospital urgencias ,para mi aunque es básico no es mi problema ,ni la chica lesionada tampoco pues he tenido tres años de hospital intensivo ,es difícil ahora enfocar la cuestión ,sobre todo porque la mayor parte de compañeros que tenemos en básicas ,sólo quieren hablar de investigación y alguno que otro pone una pequeñita simulación clínica por aquello de hacerlo práctico ,pero es impugnada por los alumnos que ellos saben más clínica ,claro es evidente si nunca han visto un enfermo ,lo digo por la Farmacologia ,yo tiendo a darla cada vez más con casos clínicos verídicos ,pero no siempre sale bien por el tiempo y las asignaturas de grado etc ,es difícil adaptarse ,quizás deberían los investigadores natos dar clases de lo que saben ,porque la mayoría que conozco se aburren con la materia ,no se , deberíamos de hablar de esto,porque va a ser el futuro ,en principio la experiencia me gusta la estoy implantado en odontología en una optativa y aunque hay que mejorar mucho creo que es la única manera de motivarlos .

    1. Buenas, agradezco que habiendo sido mi profesor se tome en cuenta unas humildes opiniones 🙂

      Con respecto a las dos estaciones que “me gustaron más” fue una simple cuestión de afinidad personal. La Medicina Legal me gusta mucho, salvo lo mal planteada que está su formación (MIR pagándolo vs opositar a Justicia) y la RCP considero que se debería enseñar en los colegios directamente y durante la carrera me explicaron cómo hacérsela a un maniquí en 2 minutos. Salimos de la carrera sin habilidades prácticas básicas, muchos compañeros nunca han suturado siquiera… Y eso me parece grave y creo que pruebas como la ECOE pueden ayudar a mejorar la formación en este sentido.

      Con respecto a la docencia en “básicas”… no puedo ni debo generalizar, en la UMU hay grandísimos profesores de los cuales guardo buenos recuerdos, pero… estamos en 2015. Las clases magistrales son cosas del pasado, con sólo escribir el nombre de una patología en el navegador web encontraremos información ilimitada…

      Supongo que lo ideal sería conseguir la implicación del alumno, el desarrollo de habilidades, la adquisición de conocimientos (sin memorizar libros infumables que al día siguiente olvidas)… pero es sólo una humilde opinión y, desde mi posición de estudiante, es muy fácil decir “hay que ver el Catedrático que viene a soltar el rollo y se va”, pero no hay que olvidar que “soltar ese rollo” lleva muchos años de esfuerzo, dedicación y trabajo detrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *