¿Te apasiona la Medicina o una especialidad concreta?

carrera especialidad psiquiatría mir

El otro día hablaba con un amigo acerca de lo duro que me resulta estudiar el MIR. Supongo que hay gente que entra en Medicina porque, en general, le gusta la medicina y quiere ser médico y conforme va avanzando durante la carrera (o incluso los días previos a la elección de plaza MIR) decide qué especialidad quiere hacer… Yo, por desgracia, entré con las ideas muy claras en Medicina y para mí, aunque me hubiese gustado que fuese de otra forma, hacer la carrera de Medicina, preparar el Mir… era y es sólo un medio, un camino que tengo que andar hasta llegar a mi objetivo que siempre ha sido ser Psiquiatra.

Es cierto que durante la carrera vas descubriendo cosas que tampoco te desagradarían, pero el objetivo, la meta, se mantiene siempre despierta en tu mente. Y no es fácil, cuesta no sucumbir al desaliento y a la desesperación cuando pasan meses, años… Dedicados exclusivamente a estudiar cosas que no acaban de motivarte para después de un largo y duro camino conseguir tu objetivo. Cuando la meta está tan lejos es difícil mantener un buen nivel de motivación.

Quizás hay gente a la que le sorprenda mi punto de ver la vista, he conocido durante estos años gente que vivía con pasión comprender el ciclo cardíaco, saber diagnosticar a la perfección un subtipo raro de anemia o conocer a la perfección el tratamiento de una bacteria rara y atípica en nuestro medio… Y no digo que no sea bonito ni necesario en mi formación, digo que resulta duro teniendo en cuenta que durante estos años sólo haber dado dos asignaturas que tienen que ver directa o indirectamente con la psiquiatría: Psicología Medica y Psiquiatría.

Después de reflexionar sobre esto recuerdo que mi amigo contestó con la finalidad de cerrar el tema: “pero bueno, después, cuando estés en la residencia ya no tendrás que estudiar nunca más“. Mayúscula fue su sorpresa cuando mi respuesta fue que “seguiré estudiando toda mi vida“, pero con la diferencia de que estudiaré algo que me interesa, me apasiona y es necesario para dar la mejor atención posible a mis pacientes.

… Hasta que llegue ese día seguiré trabajando. No sé si lo conseguiré, pero créeme… lo estoy intentando.

Deja un comentario