FuturoDr

Soy R1 de Medicina Preventiva y Salud Pública

mir, residencia, medicina preventiva y salud publica, mpysp

Ha habido varias preguntas que me han repetido en multitud de ocasiones en estos últimos meses desde que escogí la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública. Quizás la más frecuente haya sido el por qué de mi elección. Se seguiría de otra pregunta, en algunos casos omitida, ¿qué es la especialidad de medicina preventiva y salud pública?, ¿Qué hace un residente de MPYSP? Sorprendentemente esta pregunta venía de parte de propios compañeros médicos y R1s que siquiera conocían la especialidad. Y para terminar la pregunta curiosa de “pero, tú querías hacer ‘eso’ desde el principio” como si escoger la especialidad hubiese sido una tabla de salvación en mitad del océano.

¿Qué especialidad MIR hacer?

Para explicar por qué escogí la especialidad quizás debería remitirle a por qué entré en Medicina y eso muy probablemente me llevase a mis recuerdos de infante. Entré en Medicina porque a los 16 años no tenía muy claro que quería ser el día de mañana. Tenía claro que había cosas como la música, la informática, el mar o los viajes que me gustaban y tenía una fuerte convicción de que era necesario hacer cuanto estuviese en tu mano para mejorar la vida de los demás, dejar tu pequeña huella.

Dentro de estas convicciones consideraba que la Medicina era una forma fantástica de canalizarlo y no había ninguna carrera que satisfaciese plenamente mis ideas y mis ansias de conocimiento. Tuvo gran peso, aunque sea casi anecdótico, los recuerdos de mi infancia: yo, con muy pocos años, robando gasas, povidona yodada y alguna que otra cosa para incorporarlo a mi botiquín de plástico, donde guardaba con recelo un fonendo de plástico duro y algunos que otros chismes de juguete, todos rosas o de colores similares por el absurdo y rancio machismo de asociar enfermería a las mujeres y asumir que a todas las mujeres les encanta el rosa.

Mi visión de las especialidades dentro de la carrera…

Una vez que decidí entrar en Medicina, pensé que podría estar bien hacer Psiquiatría. Siempre he sentido gran curiosidad por la salud mental y por tratar de ser capaz de entender los procesos mentales subyacentes a las patologías mentales con que todo estaba claro: seis años de carrera, hago el MIR y Residente de Psiquiatría. Conforme avanzaban los cursos me fui dando cuenta de que la Medicina me encantaban conceptualmente, pero quizás no me veía toda mi vida siendo un médico clínico al uso.

Había facciones de cada especialidad que me motivaban, pero no acababa de ver que encajase en ninguna plenamente o, al menos, no me veía con 65 ejerciendo ninguna. A pesar de tener claro que quería ser Psiquiatra, durante un tiempo me planteé seriamente hacer oncología médica y alguna que otra especialidad.

Pero, como ya me había pasado a la hora de elegir carrera, no lo tendría nada claro hasta que vi venir el toro de cerca. Una vez que ya era médico y que estaba preparando el MIR no tuve mejor idea que durante el proceso de preparación dedicar horas y horas a ver vídeos de las diferentes especialidades, a consultar programas formativos, a informarme… Sentía que estaba en una espiral de estudiar y estudiar, pero no me había parado a plantearme qué quería hacer con mi vida y el hecho de que no encajasen en mis gustos la mayoría de especialidades que sí le gustaban a mis compañeros hacía que me desmotivarse de cara a seguir preparando el MIR.

¿Por qué Medicina Preventiva y Salud Pública?

En esa búsqueda de especialidad descubrí una especialidad: Medicina Preventiva y Salud Pública. ¿Y esto qué es? No lo tenía muy claro, en mi carrera había estudiado Epidemiología, que suponía que algo tendría que ver o podría estar relacionado, pero no tenía ni la más remota idea de a qué se dedicaban, de forma práctica, los preventivistas.

Fue entonces cuando conocí ARES (Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública) y empecé a intercambiar correos, allá por Septiembre del año pasado. Me comentaron todo lo que hace un Residente de preventiva, la organización de las rotaciones, las diferencias entre las unidades docentes, fueron solventando mis múltiples dudas… Y conforme me iban contestando e iba leyendo por otros lados información de la especialidad fui viendo que a casi nada podía decirle “esto no me gusta“. Iba conociendo más de la especialidad e iba viéndome poco a poco dentro de la especialidad.

Supongo que cuando alguien escoge una especialidad no sabe al 100% si es su especialidad, de hecho, sé de gente brillante, que se equivoca cada año al escoger una especialidad bajo el sesgo de cómo le fueron las prácticas durante su carrera, porque se deja influenciar por la denominada ‘numeritis’ o por múltiples razones y no pasa absolutamente nada, no es ningún drama repetir el MIR más allá del desgaste mental que conlleva esos meses intensos.

Asumiendo el cierto riesgo de lo desconocido que para mí tenía una especialidad de la cual tenía ciertas pinceladas, mucha información teórica, pero siquiera era capaz de visualizar de forma práctica lo que haría… Decidí que esta era la especialidad que más se adaptaba a mi planteamiento de la Medicina. Y así llegué a ser residente de MPYSP.

Trabajar como médico sin el MIR

trabajar

Imagino que todos los que hemos pasado por el MIR hemos tenido que escuchar cosas como que es una suerte que todos los años haya MIR, que ojalá en otros campos laborales hubiese una convocatoria anual para acceder a un trabajo y cosas por el estilo… Después de explicar en repetidas ocasiones a conocidos y familiares las expectativas laborales y de, en cierto modo, desconocer el mundo más allá del MIR me dio por indagar las alternativas al MIR en España y replantearme la duda de si realmente es un ‘chollo’ que anualmente se convoque el MIR.

Para empezar, he tenido que aclarar, por activa y por pasiva, que las plazas que convoca el Ministerio de Sanidad NO son plazas vitalicias, conseguir una plaza MIR, FIR, BIR, EIR, QIR, PIR, RFIR… NO es igual a conseguir un trabajo indefinido. Son oposiciones para acceder a un trabajo de formación, el cual dependiendo de tu carrera de origen dura unos años, pero, como mucho, a los cinco años terminas tu formación, tienes tu título de Especialista y, en la mayoría de los hospitales, eres despedido y a buscarte la vida de nuevo. Hace no mucho un señor me contestaba indignado al comentarle el ratio de los médicos, alegando que su hijo, como policía, tuvo que competir con muchos más aspirantes por una plaza, tuve que matizarle que a mí a los cuatro años me echarían a la calle y a su hijo ya nadie le quitaría su trabajo. Partiendo de ahí, que es algo que cualquier persona del entorno sanitario tiene claro, voy a pasar a comentar las alternativas laborales al MIR que hay después de hacer Medicina.

En primer lugar y, como elemento diferenciador del resto de plazas convocadas por el Ministerio, un médico prácticamente no puede trabajar sin el MIR (hay excepciones que más adelante comento), mientras que un enfermero o un psicólogo, por poner dos ejemplos, pueden perfectamente ejercer en un relativamente ‘amplio’ mercado laboral. En el caso, por ejemplo, de un psicólogo tendrá que hacer el PIR si quiere dedicarse a la Psicología Clínica dentro de las instituciones del Ministerio de Sanidad, pero la gran mayoría de psicólogos que se gradúan anualmente ejercen, con menor o mayor suerte en cuanto a su calidad laboral, sin hacer el PIR o sin conseguir obtener una plaza PIR por el vergonzoso ratio de plazas ofertadas.

Ahora bien… Tú acabas tu carrera de Medicina, eres Licenciado o Graduado en Medicina tras, con suerte, seis años de esfuerzo. ¿Y ahora qué? Las alternativas a hacer el MIR son bastante limitadas:

  • Medicina Militar: Puedes entrar, previamente, como estudiante de Medicina y te ponen un pequeño sueldo de 500€ y entras con rango de alferez o puedes acceder como Médico Militar tras acabar la carrera. La información sobre la Medicina Militar es relativamente difícil de encontrar, actualmente la convocatoria del año pasado del BOE está borrada de los propios servidores web de reclutamiento del Ministerio de Defensa. Por lo que he podido saber, hay déficit de médicos en el ejército, está relativamente bien pagada, puedes hacer la especialidad si haces una especie de MIR confeccionado por Defensa… Pero tiene que ser muy vocacional, tienes que estar dispuesto a recibir instrucción militar, a ser destinado al extranjero y demás. Además de firmar un contrato de compromiso con el Ejército durante un número determinado de años.
  • Medicina Forense: Es la gran maltratada desde mi punto de vista. Hasta el año pasado había algo de confusión porque uno podía formarse en el Ministerio de Sanidad o en el Ministerio de Justicia. Si accedías por Sanidad era una formación de escuela en la que no sólo no te pagaban, sino que encima pagabas tú por formarte durante la residencia. Y si quieres trabajar como forense para Justicia directamente hace años que no se convocan plazas. Este año el Ministerio de Sanidad ha eliminado las plazas de Médico Forense de las ofertadas para este MIR con que actualmente el que quiera ser Forense no tiene muy claro cómo hacerlo. Supongo que la vía más fácil sería apuntarse como interino a las bolsas de trabajo del Instituto Forense más cercano y esperar a ir cubriendo vacantes y tratar de aprender algo, pero no lo considero una opción viable si quieres tener una cierta formación y estabilidad.
  • Residencias de ancianos: Los portales de empleo están plagados de ofertas para Licenciados en Medicina en residencias de ancianos. Me sorprendió este hecho, en primer lugar, porque existe una especialidad que es Geriatría y que son los profesionales adecuados para desempeñar dicho trabajo ya que tienen la formación necesaria. En segundo lugar porque, aunque supongo que es legal ya que son empresas privadas las que te contratan, me extrañó que en la mayoría lo único que pedían era ser Licenciado en Medicina en España o tener el título convalidado. En muchos casos siquiera pedían experiencia previa. Igual soy yo que considero que me falta formación y habilidades para desempeñar el trabajo, pero no sé cuántos de mis compañeros están capacitados, tanto a nivel de formación como de habilidades, para desempeñar el trabajo en unas condiciones de seguridad y garantías tanto para ellos mismos como para los pacientes. Manejar un paciente geriátrico es una de las cosas más complicadas que existen porque suelen ser pluripatológicos, multimedicados, con gran número de complicaciones y de exacerbaciones de sus procesos crónicos… Que se contrate a un “chavalito/a” (con todos los respectos, pues estoy en ese grupo) de 24-25 años, que acaba de salir de la carrera para cuidar – médicamente hablando – de pacientes geriátricos me parece una irresponsabilidad y una falta de respeto hacia nuestros mayores. Además estas ofertas de empleo, en muchos casos, iban acompañadas de sueldos bajísimos.
  • Guardias en la empresa privada: Paralelamente al número de ofertas de empleo en residencias de ancianos se encuentran las ofertas de guardias en empresas privadas. Hay multitud de ofertas donde buscan médicos para empresas privadas dispuestos a hacer guardias en pequeñas policlínicas, en servicios de atención domiciliaria y similares. Siguen el esquema de lo anterior: trabajo para el cual, a priori, un Licenciado de Medicina no está plenamente formado y sueldos precarios. De nuevo, rozando la irresponsabilidad y el verte en situaciones complicadas para las cuales no estás capacitado: te avisan de un domicilio porque un señor se encuentra mal, ahí te desplazas tú solo en tu coche, llevas un puñado de buenas intenciones, algunos conocimientos teóricos de la carrera, alguna habilidad práctica y tu fonendo con el que sanar al mundo. Llegas y el señor está teniendo un infarto o un ictus. Trágame, tierra.
  • Renovación del carnet de conducir y certificados médicos: Congrega la alternativa laboral más responsable y precaria para los Licenciados en Medicina. Responsable porque los únicos requisitos son ser Licenciado en Medicina y estar colegiado en la ciudad donde vayas a ejercer y porque el trabajo consiste en ver si el paciente cumple unos requisitos mínimos, establecidos por la DGT, para poder conducir un vehículo. En cuanto a precaria es la oferta laboral más precaria que he encontrado para un médico, al menos en mi zona. He contactado, por curiosidad, con dos empresas y ambas directamente incurrían en delito fiscal y me inducían a participar de dicho delito fiscal: en una me comentaron que me tendría que dar de alta como falso autónomo y que la empresa me facturaría lo que acordásemos, que si quería pedir que me facturasen sólo trescientos euros al mes y así ganaba yo más – al pagar menos impuestos – no habría problema, era cuestión de hablarlo. La conclusión fue que después de estafar a Hacienda, pagar los gastos de colegiación y demás ganaría en torno a 600/700€ por trabajar 4h cada tarde de lunes a viernes y alguna mañana suelta. En la segunda era aún más flagrante el chanchullo propuesto, me empezaron advirtiendo que en este sector todo funciona así y que ellos me pagaban 1000 o 1200 (dependiendo de si tenía experiencia “y otras cosas”, yo me pregunto ¿qué carajo eran esas “otras cosas”?) por trabajar por la mañana y por la tarde de lunes a viernes, pero el mecanismo de funcionamiento era que yo me daba de alta en Hacienda para poder facturar y que ellos me facturaban mensualmente por debajo del SMI y el resto del dinero me lo daban en negro. Así no me hacían contrato y yo ganaba más porque no tenía que darme de alta como autónomo, simplemente facturar como una persona física. Que ellos me lo arreglaban todo para que pudiese hacerlo así. Cuando le interpelé que yo creía que era necesario darse de alta como autónomo para poder facturar por una actividad con continuidad, aunque, en teoría, cobrase por debajo del SMI, me contestaron que no, que eso se hacía así y no hacía falta. Cometen delito fiscal y provocan que lo cometas si quieres un trabajo. La conclusión es que si te interesa este tipo trabajo puede que tengas unas condiciones laborales precarias, sin derecho a paro y, posiblemente, siendo inducido a cometer un delito fiscal. Marca España.
  • Trabajar en Mercadona: Aunque, a priori, puede sonar a broma, en los últimos meses están publicando una gran cantidad de ofertas de empleo para médicos, aparentemente bien remuneradas (creo que rondan los 3.000€ mensuales) y con el requisito de ser Licenciado en Medicina, aunque creo que también exigen un año de experiencia en un puesto similar.
  • Trabajar como médico de mutua o empresa de prevención: Es una alternativa, pero en la gran mayoría de las ofertas que ponen como requisito ser Licenciado en Medicina suelen ‘valorar positivamente’ el hecho de ser Médico del Trabajo. Algo lógico puesto que este empleo, en teoría, debe desempeñarlo un Médico del Trabajo. Por lo que parece sensato que si compites laboralmente con un médico del trabajo te pase por encima a la hora de conseguir el empleo.
  • Miscelánea de trabajos: otras ofertas laborales de lo más variopintas, aunque, por lo general, temporales y precarias que he podido encontrar son médico de parque acuático en verano, médico para cubrir eventos deportivos, médico para eventos festivos, médico para redactar artículos y contenidos, para ser visitador médico de farmaceútica… y un largo etcétera, pero son poco frecuentes.
  • Dedicarte a otra cosa como el Gran Wyoming o Gaspar Llamazares, dos personalidades que, a pesar de ser médicos, se dedican a profesiones que poco o nada tienen que ver con el ejercicio de la medicina.

A fin de cuentas, si no tienes una necesidad imperiosa de empezar a cobrar dinero y ninguna de las alternativas comentadas te interesa (cosa que veo lógica), sólo queda volver a repetir el MIR. Cosa que, por otro lado, cada vez está más complicado teniendo en cuenta que para más de 11.000 aspirantes habían 6.000 plazas y que este año se han agotado absolutamente todas las plazas.

Primer día de asignación de plazas: QIR, RFIR, BIR y PIR

asignación plazas mir sanidad

Hoy ha sido el primer día de asignación de plazas de esta convocatoria del Ministerio de Sanidad. Le tocaba escoger, por orden de hora, a los químicos, radiofísicos, biólogos y psicólogos. Todos ellos estaban convocados a escoger su plaza telemáticamente, desde su casa confeccionando su lista de prioridades y se asignaban de forma automática en base a tus preferencias de listado.

Los químicos, en teoría, escogían plaza a las nueve en punto de la mañana. A las 9:14 el sistema recogía que se iniciaba la elección de plazas y en cuestión de 13 segundos se asignaban la totalidad de las plazas. Posteriormente, estaba prevista la asignación de los radiofísicos a las once en punto de la mañana, pero la asignación no comenzó hasta las 13:39 para ser asignadas todas las plazas en 20 segundos. Para terminar la mañana, estaba programado que a las 13:00 escogerían los biólogos, pero sus plazas se asignarían a las 13:57 en 22 segundos. Y, como el programa de asignación había tenido demasiado estrés, tocaba un descanso para hacer esperar a los psicólogos hasta las cuatro y media, que realmente comenzaron a las 16:41 y se tardaron en asignar 55 segundos.

Con esto lo único que pretendo transmitir es que, desde mi punto de vista, la elección de plazas telemática es un paripé sin sentido. Todas las asignaciones han empezado con retraso, algunas con muchísimo retraso, y eso que entre ellas había, como mínimo, dos horas de margen para subsanar errores o cualquier incidencia. El tiempo de asignación de las cuatro especialidades en total han sido 110 segundos. Me imagino la tensión de los radiofísicos durante cerca de tres horas dándole a recargar la página como si no hubiese mañana para ver su plaza o a los biólogos durante casi una hora.

Señores del Ministerio, ¿no sería más fácil hacer un sistema que funcione perfectamente y que a las 00:00 del día de la elección se hubiesen publicado todas las asignaciones? Así los afortunados de coger plaza hoy no habrían tenido que estar ansiosos por ver cuando el sistema mostraba sus plazas y hoy mismo podrían haber escogido plaza los Farmaceúticos a los que les toca escoger su plaza presencialmente mañana.

Miedo me da pensar, tras lo visto hoy, lo que pueda pasar en los dos últimos días de asignación de los MIR. En esos últimos dos días, desde el Ministerio, se incita a los MIR a escoger telemáticamente, pero lógicamente habrá gente que lo haga presencialmente. Esperemos que la elección de esos días, a pesar de alternar elecciones presenciales y telemáticas, vaya correctamente y fluida.

Y, lo más importante, enhorabuena a los compañeros de otras especialidades que ya tienen en su mano una plaza de residente.

 

Preguntas impugnadas en el 2MIR16 ( MIR 2016 )

impugnadas, mir, 2mir16, ministerio

Cuatro preguntas anuladas / impugnadas: 36, 61, 189, 205

Finalmente, a pesar del aluvión de impugnaciones recibidas por parte de los que hemos opositado en el 2MIR16, el Ministerio ha optado por anular sólamente dos preguntas que se suman a las dos preguntas que habían anulado ellos mismos, y previa a cualquier impugnación, cuando presentaron la plantilla de respuestas provisional.

Las preguntas que quedan, por lo tanto, anuladas (teniendo como referencia la versión cero) son la 36 y la 205, que han sido impugnadas, así como la 61 y la 189, siendo estas últimas las que anularon previamente.

Ahora toca esperar hasta el día 8 de marzo que se publicarán las listas provisionales, las cuales permitirán orientar con bastante más certeza nuestras posibilidades de elección de plaza y visitar, mucho mejor orientados, aquellos servicios que nos interesen teniendo a modo de guía (aunque no siempre sea útil) el número con el que tradicionalmente se hayan agotado en dicho servicio las plazas.

Qué tengáis unas buenas vacaciones y muchísima suerte a tod@s 🙂

Impugnaciones MIR 2016 – 2MIR16

impugnaciones mir 2016, academias mir, preguntas impugnables
* Preguntas de la Versión 0 propuestas por las academias: Aula-MIR, AMIR, CTO Medicina, MIR Asturias

Después del MIR no se acaba todo, tras el Ministerio publicar las preguntas que da por correctas provisionalmente, viene el plazo de Impugnaciones. Este año, además, el Ministerio decidió anular directamente dos preguntas sin que fuesen impugnadas por los opositores, con que ya se han empezado a usar las dos primeras preguntas de reserva (pasan a ser contabilizadas en lugar de las dos anuladas).

Los días de impugnación para algunos son días de mucho estrés porque todos sabemos lo importante que es una neta y más en un examen tan atípico y con una distribución cómo parece que va a tener el del 2MIR16, pero… me temo que lo que, definitivamente, cuenta es lo que desde las academias nos decían. Al final lo importante es el número de impugnaciones que recibe una pregunta (con una base bibiliográfica detrás, lógicamente) y no que argumentes con un caso clínico rarísimo algo que de forma ambigua, extraña y poco lógica podría impugnar una pregunta.

En concreto este año, el Ministerio ha recibido 60.282 impugnaciones, pero según informan, diez preguntas acumulan 25.264 impugnaciones (cerca de un 42%) y si nos vamos a las veintidós preguntas más impugnadas entonces acumulan 43.999 impugnaciones (cerca de un 73%).

En el encabezado de esta entrada he confeccionado una tabla con las preguntas propuestas para impugnar por las diversas academias. En total las academias propusieron “oficialmente” impugnar 28 preguntas. De esas 28 preguntas hubo 9 preguntas que fueron propuestas por, al menos, dos academias. Haciendo una simple comparación entre el número de preguntas propuestas por las academias y los datos de las preguntas más impugnadas que ha facilitado el Ministerio no cuesta mucho suponer que la gran mayoría de impugnaciones serán preguntas que fueron propuestas por varias academias.

Ahora sólo falta ver qué hace el Ministerio con todas las impugnaciones propuestas, cuántas aceptan, cuáles son… Teniendo en cuenta que este año le quedan sólo ocho preguntas de reserva y que no suele ser un número excesivo de preguntas el que tradicionalmente han anulado (aunque el año pasado fuesen siete) y más aún teniendo en cuenta de que ya han asumido, por sí mismos, que había dos preguntas mal. Tocará esperar hasta el 1 de Marzo que se reúne la Comisión Calificadora. Suerte a todos 🙂

Scroll To Top